Cuarenta personas del equipo médico atienden un histórico parto que sucede una vez cada 480 años

Comparte con tus Amigos!

Nada puede ser tan emocionante para una pareja como recibir la noticia de que están esperando un bebé. ¿Pero qué si en realidad no se trata de uno, sino de alguno más?… ¡O muchos más!
Es lo que les sucedió a Alexandra Kinov, una joven de 23 años, originaria de Praga, República Checa, y a su novio, Antonin Kroscen.

Ellos ya habían tenido un bebé y la noticia de la llegada de un segundo bebé, los alegró infinitamente. Pero estaban lejos de sospechar la gran sorpresa que les aguardaba.

Para la pareja no les resultaba extraña la idea de tener gemelos, ya que en sus respectivas familias habían casos de partos gemelares.

Pronto sus sospechas se confirmaron cuando les dijeron que efectivamente venían en camino dos bebés.

Pero algo hizo dudar al médico y le pidió a Alexandra que se hiciera el escáner nuevamente. Empezaba el mar de emociones que acompañaría a la pareja a lo largo de esta aventura.
Enseguida les dijeron que en realidad no eran dos bebés… ¡Sino Tres!.

Alexandra ciertamente no estaba preparada para tanto, pero no pudo recuperar la paz cuando en un siguiente chequeo les confirmaron su estado definitivo:

La joven de 23 años no esperaba tres, sino ¡Cinco bebés! Y no le habían dicho antes porque el médico quería estar totalmente seguro de ello.  Le dijeron que para que una mujer quede embarazada de quintillizos de manera natural la probabilidad es de una en varios millones.

Alexandra explica que estaba tan emocionada que empezó a llorar cuando los médicos localizaron una quinta cabeza en la ecografía, pero en realidad estaba todo un poco difuso: sólo se veían cabecitas y piernitas, así que decidieron esperar con ansias todo el embarazo sin saber si eran niños o niñas.

Así fue como Alexandra, presa de la emoción y los nervios, se preparó para dar a luz a los más esperados quintillizos, un caso histórico en su país.

Por suerte, dio a luz cuatro hermosos niños y una niña, que vinieron al mundo a través de una cesárea. Pero el parto se mostraba tan complicado que hasta 40 personas del equipo médico, entre doctores, comadronas y enfermeras, se presentaron en la sala de partos para atender a Alexandra.

Antonin, el padre bendecido por sexta vez, lamentablemente no pudo estar presente en el parto debido a un inesperado atasco que lo tomó por sorpresa y ha dicho que jamás se perdonará no haber podido asistir al nacimiento de sus 5 pequeños.

“Lloré todo el camino hasta allí porque estaba seguro de que extrañaría ese momento”, dijo el padre apesadumbrado.

Los cinco angelitos nacieron en perfecto estado y los llamaron: Alex, Deniel, Martin, Michael y Terezka.

No sólo fue un día emocionante para Alexandra y Antonin, sino que también fue un día histórico en la República Checa. Estos quintillizos fueron los primeros en nacer en este país.

Los médicos explicaron que no se había registrado un caso de quintillizos desde 1949, y que en la República Checa esto sucede aproximadamente una vez cada 480 años.

Las probabilidades de que los bebés hubieran nacido sin complicaciones y saludables en el futuro es de 1 en 47 millones.

Y sin duda fue el momento más feliz de su vida y la mayor bendición que hayan podido recibir jamás. Ahora, 6 años después del histórico parto de Alexandra, son niños en sano crecimiento.

Es habitual que los nacimientos múltiples a menudo deriven en problemas de salud, pero a estos quintillizos tan especiales se les dio un 95% de posibilidades de crecer sin ningún problema médico.

Ciertamente, el aburrimiento jamás será un problema para esta bendecida familia

No te vayas sin compartir este histórico nacimiento para celebrar el don de la vida.

Comparte con tus Amigos!