Conmovedor: Madre de 98 años, preocupada por su hijo de 80 años, se muda a ancianato para cuidar de él

Comparte con tus Amigos!

Para mi la familia es lo más importante en la vida, aunque no vivo en la misma ciudad que mis padres y mi hermano tenemos una relación muy cercana y hablamos todos los días. Y con mi mis tíos, tías y primos que viven al otro lado del mundo también hablo frecuentemente.

No van a leer una historia más emotiva que la que protagonizan Ada y Tom Keating, dos británicos que han llegado al corazón de todo aquel que ha leído cómo viven ahora esta madre y su hijo.

El vínculo entre una madre y su hijo/hija siempre es muy fuerte, no importa el tiempo ni la distancia. Nada puede romper un vínculo tan fuerte.  Este caso lo prueba aún más. Se trata de la historia, que se acaba de hacer viral, sobre la madre Ada y su hijo Tom Keataing de Liverpool, Inglaterra.

Ada tiene 98 años y Tim tiene 80 años. Ada lo tuvo de muy joven y él nunca se separó de ella. Tom nunca se casó y no tuvo hijos, según ABC.  Hace un año Tom Keating tuvo que ser internado en una residencia de mayores, Moss View Care Home, en Liverpool, porque necesitaba más atención y apoyo y Ada ya no era capaz de darle esto.

Un año después

Ahora, un años después, la madre ha decidido que quiere volver a estar cerca de su hijo. Tal vez no se pueda encargar de él, pero quiere estar cerca de él. Así que ha decidido mudarse al ancianato donde vice su hijo, informa Liverpool Echo.

Los dos están muy contentos de vivir juntos otra vez. Ada ha contado que la convivencia con su hijo ha sido maravillosa. Él siempre se pone feliz de verla y ella nuca lo ha dejado de tratar como su hijo. “Le digo buenas noches a Tom en su habitación todas la noches y voy a darle los buenos días”, cuenta Ada, según Liverpool Echo.

“Más feliz”

“Ahora estoy más feliz porque ella vive aquí. Ella es muy buena cuidándome”, cuenta Tom. También cuenta que su aún recibe alguna reprimenda cuando su madre le dice “compórtate.”

Qué lindo que esta madre y su hijo puedan vivir juntos otra vez. Me alegra mucho. Además esta historia muestra que no hay nada más fuerte que el vínculo entre madre e hijo.

“Me despido de él cada noche y le doy los buenos días cada mañana. Me espera con un gran abrazo. Nunca dejas de ser madre”, explica Ada en una entrevista al citado medio.

¡Qué dulce historia de amor maternal en la que realmente no hay límites!

¿Sería algo que harías si tuvieras la suerte de vivir tanto? 

¡Si crees que es increíblemente lindo, comparte este artículo en Facebook con tu familia y amigos! 

Comparte con tus Amigos!

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*