Cuando Veas un Colibrí, un Alma Amada te Vino a Visitar

Nosotros lo llamamos Picaflor, muchos otros colibrís. En mi terraza solía aparecer y mi mamá gritaba ¡carta! ¡carta…! mi abuela decía ¡aviso…!! ¡aviso…! y mandaba urgente a preparar un vaso con agua y mucha azúcar , que según dicen es lo que le gusta tomar.

Cuando estas pequeñas aves aparecen en tu vida, simbolizan el entusiasmo por el disfrute. Los colibríes comen el néctar de la dulzura en la vida. Son pequeños mensajeros espirituales poderosos.

Pero ¿cuáles pueden ser esos mensajes espirituales que estas hermosas aves pueden estarnos mandando? Sigue leyendo porque puede que lo siguiente resuene grandemente en tu vida y la relación que has tenido con estas pequeñas y enigmáticas aves.

Mensajes espirituales que los colibríes están tratando de mandarte

Si ves colibríes con frecuencia, estos son los mensajes espirituales que emergen desde ti mismo y que estás tratando de decirte:

-Debes ser más flexible con todos los cambios en tu vida. Los colibríes son erráticos y cambian de posición rápidamente. ¿Deseas hacer cambios?

-Agrega más “dulzura” emocional a tu vida y juego. Este pájaro aparece para mostrarte cómo “chupar” la alegría en todas las áreas de tu vida.

-Expresa el amor que sientes a aquellos en tu círculo personal.

-Hay magia en el aire que te llega a través de la casualidad y la sincronicidad. Presta atención a los signos repetitivos.

-Compra algunas flores. Trae los colores de la naturaleza a tu hogar u oficina. La vista y el aroma de las flores te elevan a una frecuencia más alta.

-Cuando aparece un colibrí cerca de ti, están reflejando el lado positivo de la vida mostrándote la alegría de las cosas pequeñas. Es importante que honres las cosas pequeñas de la vida y que dejes las pesadas y tóxicas.

-Sé más presente. Está en el momento. Tómate un tiempo para la meditación y la contemplación al aire libre. Date el regalo de la quietud.

-Tu resiliencia superará cualquier obstáculo que estés soportando en este momento.

-Presta atención a tus pensamientos sobre la abundancia y la escasez. Este pequeño animal de poder es un recordatorio de que cualquier cambio en tu percepción crea abundancia. Te conviertes en lo que crees.

El colibrí, que es una belleza voladora en miniatura, un verdadero regalo a los ojos y al corazón, una creación hermosa de la naturaleza y que, incluso, se presenta de manera gratuita más no casual, es incansable en su búsqueda de encontrar dulzura. Aparecen en nuestras vidas para recordarnos de estar en el camino de lo que queremos mientras disfrutamos del proceso.

Un colibrí carga la imagen de nuestra fortaleza escondida

Los colibríes pueden viajar más de 2000 millas de América Central a América del Norte cada año solo para llegar a su destino. Esto también es un recordatorio de perseguir tus sueños y no permitir que los obstáculos te detengan sin importar la distancia. El colibrí es también un recordatorio del tiempo y de cómo lo percibimos. Son mágicos en la forma en que usan sus alas.

Esta pequeña y hermosa criatura también nos enseña a detectar y usar plantas con fines medicinales. Podemos sanar de flores y hierbas. El colibrí nos enseña a ser independientes en nuestras habilidades para confiar en la intuición en un nivel físico, emocional y espiritual. Son persistentes y valientes en la forma en que navegan a través de las estaciones.

También nos enseñan a defender lo que creemos. Sus patrones de vuelo erráticos se ven invisibles ya que no se puede ver cómo se mueven sus alas.

Esto también nos enseña a creer en lo que no podemos ver. Los colibríes son feroces en la protección de su territorio, y esto les permite tomar conciencia de cómo proteger su propio entorno, su familia y su hogar.

Mientras observas este delicado pájaro, puedes maravillarte con la belleza de la vida y todo lo que hay en la naturaleza. Haz una elección consciente de estar afuera y observar los cambios de la temporada.

Cuando llegue la primavera, permite que la magia del crecimiento sea parte de tu crecimiento interno y tu autoevolución. Si el invierno ha terminado, los colibríes nos recuerdan que es hora de salir y jugar. Se curioso y emerge en una maravilla infantil.

Add Comment