No Es Una Broma: Coloca Aspirina En Tu Champú Y Olvídate De La Caspa O Seborrea

Comparte con tus Amigos!

La caspa, conocida en términos médicos como dermatitis seborreica, es la que causa esas escamas blancas de piel muerta que se desprenden de tu cuero cabelludo.

Las causas posibles de la caspa incluyen sensibilidad a algunos productos de cuidado del cabello, lavarse la cabeza con champú muy a menudo o muy poco, eczema y psoriasis. Y el tratamiento más común para la caspa son los champús formulados para ello.

Sin embargo, para aquellos que prefieren remedios caseros y naturales, quizás se sorprendan al saber que añadiendo aspirina molida a tu champú tradicional puede acabar con el problema.

La aspirina contiene salicilatos, el mismo componente activo en los champús para la caspa.

Paso  1

Tritura 2 aspirinas envolviéndolas en una servilleta y aplastándolas con la parte de atrás de una cuchara o algún objeto similar.

Paso 2: Vierte una taza llena de champú en un bol. Usa un champú sin fragancia y sin colorante, con los menos ingredientes posibles. La caspa puede ser empeorada por aditivos como perfumes y acondicionadores.

Paso 3: Añade el polvo de aspirina al champú. Si quieres preparar más o menos cantidad de la mezcla, hazlo con las proporciones indicadas.

Paso 4: Mezcla bien los ingredientes y úsalo para lavar tu cabello. Déjalo haciendo efecto por al menos 5 minutos para que los salicilatos puedan exfoliar tu cuero cabelludo.

Paso 5: Enjuaga el champú muy bien de tu cabello y repite el proceso si lo deseas. Para el último enjuague puedes añadir ½ taza de vinagre de sidra de manzana a dos litros de agua, así maximizar el efecto anti-caspa. No necesitas lavar el vinagre de tu cabello: el olor se irá solo en lo que el cabello se seque.

Repite este proceso a diario por una semana, o hasta que la caspa desaparezca por completo. Sin embargo, te prometo que no tendrás que esperar demasiado, ya que este remedio es muy, pero muy efectivo.

Comparte con tus Amigos!