Perro de refugio es consciente de que ha sido adoptado y realmente nos deja a todos con la lagrimilla

Comparte con tus Amigos!

Benny es un pitbull blanco y negro que ha sido un chico bien alegre desde que se le conoce, incluso mientras estaba viviendo en el refugio.  No era consciente de que estaba en un refugio para animales. Si nadie lo adoptaba, pronto lo sacarían y lo “pondrían a dormir”. Afortunadamente, el buen chico fue adoptado antes de que eso sucediera. Su reacción el día en que, finalmente, pudo irse a un hogar, fue maravillosa, y se le puede ver saltando de alegría.

Muchos otros perritos se quedaban allá, lejos en sus celdas, cuando llegaban los visitantes, ¡pero no era el caso de Benny! Incluso los trabajadores del refugio se preguntaban por qué Benny estaba siempre tan esperanzado y ansioso. A menudo, se paseaba por su jaula y movía la cola alegremente.

Un día, una familia vino a visitar el refugio. Cuando vieron a Benny, supieron que era el perro adecuado para ellos. Benny estaba acostumbrado a su habitual rutina de saludar a los visitantes y esperar a que alguien se lo llevara a casa. ¡Ese día, finalmente, había llegado!.

En cuanto todo el papeleo fue firmado y la adopción finalizada, ya era 100% oficial que Benny tendría un hogar para siempre. Pero aún no era consciente de que estaba a punto de dejar ese refugio para siempre.

Llegó el día en que Benny se fue a su nueva casa. Todos en el refugio estaban felices y emocionados de que ese gran día hubiera, por fin, llegado. Una de las trabajadoras sacó su teléfono para grabar el momento mágico y que todo el mundo lo viera.

Benny se paseaba por su celda, como siempre, cuando su nueva familia y los trabajadores del refugio se le acercaron. Movió la cola alegremente y vio cómo todos hablaban. Entonces, uno de los trabajadores entró con una correa roja. Después de ponérsela en el cuello, el trabajador abrió la puerta para sacarlo. En ese momento fue cuando pareció que Benny se dio cuenta de lo que pasaba; ¡por fin se iba a casa!

Benny estaba tan feliz de ir a casa que empezó a saltar con más entusiasmo de lo normal. Finalmente le pudo decir adiós a la vida de refugio y hola a un hogar feliz y lleno de amor. ¡Se volvió loco cuando salió con su nueva familia!.

Benny siguió con sus adorables payasadas hasta que el vídeo llegó a su fin. ¡Nunca hemos visto a un perro con más entusiasmo que este dulce niñito perruno! ¡Estamos tan felices de que finalmente tenga un hogar propio después de tanto tiempo! Echa un vistazo al maravilloso vídeo con tus propios ojos:

¿Qué piensas de la reacción del perrito? ¿Has adoptado a alguna mascota que se ha alegrado tanto como este perrito?

¡Cuéntanoslo todo en la sección de comentarios y compártelo con todos los amantes de los perros que conozcas!

Comparte con tus Amigos!

Add Comment