Siete cosas que Debes Saber de los Quistes en el Ovario

Comparte con tus Amigos!

La mayoría de los quistes son benignos, asintomáticos y pueden desaparecer por sí solos, pero hay excepciones. Un quiste es una estructura membranosa de un contenido líquido, mientras que un tumor es una masa sólida. El 99% de los quistes de ovario son benignos y, de ellos, un 80% son funcionales o fisiológicos.

Esto significa que tarde o temprano desaparecerán por sí solos sin que sean considerados patológicos (enfermedad), según explica la Dra. Beatriz Pérez González, miembro de Saluspot y especialista en fertilidad, ginecología y obstetricia en Ginecología Doctoras Pérez. Con su ayuda reunimos las siete claves que debes saber sobre los quistes ováricos.

quistes-ovaricos

1- Cada mes uno de los dos ovarios al azar forma un quiste que al romperse produce la ovulación.

2-  La mejor herramienta para diagnosticar el quiste de ovario es la ecografía.

3- Normalmente son asintomáticos, aunque sean muy grandes. Pueden dar dolor si se rompen, pero es un dolor agudo y de corta duración.

4- ¿Se deben tratar o eliminar? En el caso de de una mujer joven o no tan joven pero con deseo gestacional, es mejor no tocarlos.

Así, teniendo en cuenta que los quistes más frecuentes son funcionales y desaparecen solos, la actitud terapéutica sería el seguimiento de su evolución. Los quistes endometriósicos son los más conflictivos, porque, aunque siempre son benignos, su crecimiento es progresivo.

5- Durante un tiempo el quiste ovárico se llegó a asociar con la esterilidad, lo que hizo que hubiera una actitud terapéutica más activa, con tendencia a operarlos. Sin embargo, hoy en día se ha demostrado que hay más infertilidad en las mujeres con endometriosis ovárica intervenidas quirúrgicamente que en las que no están operadas.

6- A veces los quistes ováricos pueden ser de gran volumen dando lugar a molestias de compresión, lo que sería motivo de exégesis quirúrgica.

7- Los problemas que pueden dar dependen de la etiología o causa del quiste. Así, si es un quiste fisiológico de ovulación suele desaparecer solo sin más problemas. Pero si es un quiste endometriósico, es decir, de contenido menstrual, suele ir creciendo y con el paso de los años lentamente van comprimiendo el ovárico y se pierde tejido ovárico.

Un porcentaje muy bajo pueden tener alguna excrecencia maligna o pre maligna y acabar en un cáncer de ovario, pero es muy poco frecuente y va en función de la edad de la mujer. El cáncer de ovario se suele presentar en mujeres post-menopáusicas.

El síndrome del ovario poliquístico

No podríamos dejar de nombrar los ovarios poliquísticos, que tienen muchas manifestaciones clínicas que son motivo de malestar y preocupación, aunque que no se les puede considerar patología o enfermedad. El síndrome de los ovarios poliquísticos presenta una imagen ecográfica de múltiples pequeños quistes en los ovarios.

Síntomas:

  • Acné.
  • Exceso de vello cutáneo.
  • Ciclos menstruales de entre 30 y 45 días o inclusive una regla cada 3 o 4 meses.
  • Pérdida del cabello (calvicie) y obesidad por intolerancia a la insulina.

Pocas mujeres presentan todos los síntomas, lo normal es tener de dos a tres síntomas de los descritos y el tratamiento es farmacológico en función de ellos.
Es un síndrome que mejora con la edad. No es una enfermedad, sino una característica física.

Comparte con tus Amigos!